Roma con niños

Roma con niños


Si hay un lugar en el mundo con más historia y más monumento en metro cuadrado esa ciudad es: Roma. En un principio, no estábamos seguros de que un lugar tan monumental pudiera gustar a nuestra hija de 9 años, pero la verdad es que pudimos combinar actividades culturales con otras más para niños. Aunque realmente es una ciudad que requiere caminar durante horas para disfrutar de la belleza de sus calles, hay pequeños trucos que puedes utilizar para tener entretenido a tus hijos. A continuación os explicaremos unos consejos que a nosotros nos fueron muy bien y que conseguimos indagando en internet y buscando en diferentes guías de viaje.

Coliseo de Roma

Este fue el monumento preferido de nuestra pequeña en Roma. Es espectacular por fuera pero alucinante por dentro. La visita es gratis si vas los domingos, y si llevas tu carnet de maestro o estudiante tienes una tarifa reducida (los niños no pagan). Nosotros tuvimos a nuestra hija muy entretenida con una App de realidad aumentada, en la que podías ver como las ruinas del coliseo eran en su estado inicial. Así, la app funcionaba situando la cámara de fotos en dirección al Coliseo por fuera, y la imagen resultante (conectando la app) era la imagen del Gran Coliseo Romano reconstruido. Gracias al móvil, pudimos ver la estructura completa del monumento, e incluso observar las esculturas que se encontraban en cada uno de sus arcos. Esta App puedes encontrar más información de esta APP aquí

Para la visita interior, es muy aconsejable pedir la tarifa de “visita con tablet”. Para los niños es divertido descubrir el Coliseo con estos dispositivos, ya que no sólo se hacen explicaciones sencillas del funcionamiento e historia del Coliseo en la época romana, sino que pueden ver hasta fragmentos de películas que se realizaron dentro del mismo.

Coliseo de Roma
Comer en Roma

Helados, pasta y pizza. Una de las grandes delicias de esta ciudad son sus riquísimos helados. Disfrutar de cualquiera de los helados se venden por el centro de la ciudad, cerca de la preciosa Piazza Navona, es un verdadero placer para pequeños y grandes. Es sin duda, un premio merecido para tus hijos después de unas horas cansadas para ellos recorriendo las calles de Roma. Nosotros comimos además unos buenísimos platos de pasta en esta plaza, que tiene una fuente con esculturas espectaculares. No podemos olvidar nombrar que las pizzas son el plato fuerte y que afortunadamente pudimos disfrutar en varios restaurantes de estas delicias.

Fruto di Mare
Fontana de Trevi

Es un lugar emblemático e imprescindible que impresiona por su majestuosidad, grandeza, belleza y por ser uno de los lugares más visitados de Roma. La típica “tradición” de pedir un deseo lanzando de espaldas una moneda a la Fontana, es algo que a los niños les encanta y la nuestra lo hizo pidiendo volver a esta ciudad alguna vez. Además, a partir de Diciembre de 2015 hicieron una limpieza de la fuente y en Marzo de 2016 ya estaba preciosa y limpísima, con el agua completamente transparente. Es un lugar que os encantará, pero tiene su máximo esplendor al llegar la noche, cuando se ilumina…Es un verdadero Show que te marcará para siempre, ya que si lanzas tu moneda…en teoría…VOLVERÁS!

Fontana di Trevi

El Vaticano

Otro de los grandes “imprescindibles” de Roma, también puede ser un atractivo perfecto para los pequeños. La grandiosidad de su plaza es realmente espectacular. Te recomendamos realizar la visita al Vaticano temprano, ya que las colas que se forman a partir de las 11 de la mañana son enormes. Esta es la peor de las partes si vas con niños, nosotros esperamos casi 2 horas para entrar dentro del Vaticano y fue una “tortura” para nuestra hija. Una vez adentro, si que pudimos disfrutar de la grandiosidad de aquel lugar y nos gustó mucho la escultura de “La Piedad” de Miguel Ángel.

El Vaticano
Circuito con “free tours” por Roma

Nosotros tuvimos mucha suerte con el guía que nos tocó de esta agencia, que se dedica a hacer tours gratuitas por todas las ciudades del mundo. Hay varias agencias que realizan este tipo de Tours y casi todas comienzan en la famosa “Piazza de Spagna”. Nosotros no pudimos subir las famosas escaleras de esta plaza porque estaba de obras, pero es un lugar muy recomendable. con el tour también pudimos ver el Castillo de “San Angelo”, la zona de la colina con la escultura de la loba amamantando a Rómulo y Remo…

El guía explicó a los más pequeños la historia de Rómulo y Remo de una forma tan entretenida, que parecía un cuento. También visitamos las zonas de los foros imperiales y los Foros Romanos. Pudimos visitar las zonas más importantes y nos adentramos en la historia de Roma con ayuda de nuestro guía. Estos “free guiders” están muy cualificados y el nuestro en concreto, cautivó la atención de los niños más pequeños con sus anécdotas de las diferentes zonas que íbamos visitando. Después encantados dimos una propina a nuestro guía y éste nos indicó algunos sitios para cenar con mucho encanto.

Panteon de Roma
Museo del niño

Este fue un lugar que todavía Shaila (nuestra hija) recuerda con mucho cariño. Aquel lugar era el paraíso de la experimentación con mogollón de actividades para hacer libremente durante la visita al museo. También puedes apuntar a tus hijos a las actividades dirigidas que se realizan por grupos para descubrir, experimentar y vivenciar de una forma espectacular la ciencia. El circuito de actividades libres son muy educativas y puedes realizarlas en familia, haciendo partícipes también a los padres del aprendizaje de sus propios hijos. Te recomendamos que vayas temprano para no quedarte sin lugar en uno de los pases que hay por las mañanas. Para más información de este museo puedes mirar aquí

Museo del niño en Roma

Galería de fotos de Roma

 

Hay 1 comentario

Add yours