10 consejos imprescindibles para seguir el espíritu de intercambio de casas

10 consejos imprescindibles para seguir el espíritu de intercambio de casas


Nosotros somos unos fans incondicionales del intercambio de casas y en concreto llevamos 104 intercambios realizados desde el 2010 (Mayo 2019). Hemos vivido grandes experiencias viajando de esta manera y ya no sabemos viajar de otra forma. Empezar en este mundo implica conocer un concepto muy importante que llamamos «el espíritu de intercambio de casas”. Si hay algo que hemos aprendido durante todos estos años, y en los muchísimos intercambios que llevamos, es a ser “más hospitalarios, generosos, amables y respetuosos”.

Estas son unas cuantas de las razones por las que amamos intercambiar nuestra casa. Durante nuestro aprendizaje, hemos visto de todo, desde personas que nos hicieron pagar los detalles de bienvenida (diciendo que pagáramos la comida que nos habían puesto), hasta personas que nos dejaron la nevera y la despensa completamente llena. Pero después de todas estas experiencias, hemos conseguido tener más de 90 comentarios positivos en la web. Nosotros utilizamos algunos “trucos” que nos van muy bien, y que os revelamos a continuación para mantener, a nuestro criterio, “el espíritu hospitalario de intercambio de casas”.

Estar en contacto permanente con el “invitado”.

Estar en contacto permanente con el invitado ofreciéndole tu teléfono, e intentar hablar por WhatsApp si es posible, después de cerrar el intercambio. Está claro que el primer contacto tiene que ser por la plataforma, y tienes que cerrar bien tu intercambio para que todo quede bien registrado (y así quedará automáticamente incluído el seguro que la plataforma de Homexchange ofrece si se realiza algún desperfecto).

También es aconsejable que para que ambas partes se sientan seguras y se conozcan puedan hablar por Skype o videollamada. Nosotros lo hemos hecho en varias ocasiones y ha sido muy reconfortante, ya que pones cara a aquellas personas que entrarán en tu casa y se crea una relación más “real y amigable”.

Dejar bien clara toda la información.

Dejar siempre bien clara toda la información sobre el intercambio de casas. Por ejemplo: la hora de la salida y la entrada acordada, teniendo en cuenta las circunstancias del propietario. Dejar por escrito la hora de llegada a la casa, o si van en transporte (avión, tren, coche…) es algo que no puedes olvidar. Además nosotros solemos enviar un WhatsApp o un mensaje de texto para confirmar que hemos llegado y que nos dirigimos hacia la casa. En todo caso, es importantísimo la comunicación entre ambas partes para que el intercambio sea un éxito.


¿Aún no eres de Home Exchange (Intercambio de casas)?

Te estás perdiendo una manera increíble de viajar por el mundo sin pagar alojamiento!
Date de alta ahora y consigue 100 puntos GRATIS solo por inscribirte desde este botón.

Click aquí para conseguir 100 PUNTOS GRATIS!!!

Una vez inscrito empieza a enviar mensajes a las casas que te gusten, de los destinos que quieras visitar, para poder cerrar tus primeros intercambios! Así de fácil! 🙂


 

Ordenar tu casa y dejar un hueco para tus “invitados”.

Ellos deben sentirse cómodos, y debes hacer cosas cómo dejar un hueco grande en tu armario para que puedan poner su ropa y sus cosas. Aunque sea tu propia casa, y tengas tus cosas y no haya problemas, es recomendable que ellos sientan que tienen un lugar para dejar las suyas. Por tanto, se hospitalario y deja ese cajón o zona del armario vacío para tus invitados. También deberías dejar espacio en tu nevera, y en algún armario de la cocina, por si quieren dejar su comida en ellos.

Hacer que se sientan como en su casa.

Para conseguirlo, sería oportuno que dejes en la nevera sólo los recipientes que estén sin usar o cerrados, así como algunos “regalos de comida”. Nosotros aprendimos a ser más solidarios y hospitalarios cuando vimos que los demás hacían lo mismo con nosotros. Al llegar a las casas, vimos que la gente dejaba unos “mínimos” en la nevera para desayunar durante unos días. Por ejemplo, nosotros siempre dejamos leche, algún zumo y en los armarios nunca faltan algunas galletitas, pastas, algo de bebida, agua e incluso fruta variada.

Creemos que es un detalle que no significa demasiado dinero pero que supone que la otra familia se sienta querida y especial.. y seguro que a ti también te encantará ver su reacción. Es gratificante dar y te vas a dar cuenta si haces intercambio de casas, entrarás en contacto con lo que llamamos el precioso “espíritu de intercambio de casas”. Para nosotros, es muy importante facilitar el acceso al Wifi en una casa de intercambio.

Desde luego, que para que los invitados se sientan como en su casa, ellos deben sentir que tienen las comodidades de una casa. Para nosotros es imprescindible es el acceso a internet con wifi. Sobretodo en los casos de gente que viene del extranjero y no tienen acceso a internet y si vienen con gente joven, es algo que tendrás que plantearte ya que nos parece muy importante. También vemos muy práctico que el nombre de la red y la contraseña sean sencillos. Piensa que a veces se hace complicado conectarse al wifi de una casa, por el mero hecho de que la contraseña tiene un código complicadísimo y este trámite se hace muy pesado y en ocasiones imposible.

Regalos materiales o de alimentación/bebida típico de tu zona.

Nosotros intentamos comprar algún vinito de la zona en una tienda cerca de casa, y también algo de repostería típica (como una coca catalana, pan con tomate, una tortilla de patata..). Es algo fácil de conseguir y algo que tus invitados agradecerán enormemente. El espíritu de intercambio de casas se basa también en que tus invitados no sólo tengan un bonito recuerdo de tu casa, sino de mostrarles la magnífica gastronomía y cultura que tenéis También está bien algún detalle para los peques, como regalar unas chuches y algún detallito.

También creemos importante que seas “agradecido” en el caso de que seas tú el que vas a la casa de otro partner. Por ejemplo, nosotros intentamos darles un regalo para agradecer que nos dejan su casa. Además, el último día les dejamos una nota de agradecimiento, valorando su hospitalidad e incluso, normalmente, mi hija les hace un dibujo de los lugares que hemos visitados durante el intercambio, o las cosas que más le han gustado de la casa.

Ordenar y dejar un dossier con instrucciones de todo

Es básico dejar instrucciones por escrito de cómo debe quedar tu casa cuando ellos marchen. La noción de limpieza no es la misma según las personas, el país, etc. Es importante dejar claro cómo quieres que dejen todo. Nosotros siempre les decimos a los invitados que nosotros utilizamos el “sentido común” y sólo pedimos que se “dejen todo como lo han encontrado”. Les pedimos que dejen las sábanas en los cestos de ropa sucia, que los platos estén lavados y colocarlos en el sitio donde estaban (para evitar olores y suciedad). También les pedimos que tiren la basura y que barran un poco la casa.

Todo lo que pedimos a nuestros huéspedes lo aplicamos cuando vamos a otra casa, siempre que no nos den órdenes específicas de hacer algo especial. Creo que la confianza y el respeto a las cosas de los demás son imprescindibles si eres un buen homexchanger y conoces el espíritu de Homexchange. Así que te aconsejamos que dejes claro tu forma de “tener limpia” la casa al inquilino que sin duda respetará tus normas, ya que es tu casa. Esta relación de respeto mútuo es muy importante ya que constituye también parte de este “espíritu de intercambio de casas”.

Dejar publicidad, folletos, guías publicitarias, e incluso una guía turística de tu zona.

Nosotros lo tenemos fácil ya que vamos cogiendo de la oficina de turismo de nuestro pueblo mucha información, e incluso les conseguimos folletos de los diferentes trenes que hay con los horarios a diferentes destinos. También regalamos descuentos si vamos encontrando para ir a lugares o actividades cercanas. En varias ocasiones hemos dejado descuentos para Portaventura Thematic Park y Ferrari Land, que los tenemos a sólo 30 minutos de casa.

Ser detallista: Prestando material útil propio de tu zona.

A lo largo de estos años, hemos disfrutado de cantidad de detalles bonitos de otras familias, cuando hemos ido a sus casas. Por ejemplo, si estás en una zona de montaña, puedes dejar alguna bufanda, guantes o incluso algún gorro de nieve, por si los invitados se han dejado alguno de estos detalles. El espíritu de intercambio de casas es también ofrecer detalles que tu partner seguro te agradecerá y no cuesta demasiado.

Nosotros que vivimos cerca de la playa, dejamos siempre una sombrilla, unas esterillas e incluso juguetes de playa como cubos, palas y hasta unas raquetas de playa. Estos detalles, hacen que tus invitados se sientan más queridos y sientan que sus partners se preocupan por ellos y por su diversión.

Simplificar la dificultad de algunos electrodomésticos.

Simplificar la dificultad de algunos electrodomésticos, cosas de la casa u otros utensilios. Nosotros hemos intentado que las utilización de las cosas sean lo más prácticas posibles. Por ejemplo, mandos de la televisión con pocos botones (o con instrucciones muy claras para el encendido y conexión de los canales). Otras cosas a explicar (aunque a ti te parezcan sencillas) son los funcionamientos del mando del aire acondicionado, los botones de la lavadora o del microondas…

Si hay alguna complicación no olvides decirlo con anterioridad a tu invitado (o dejarlo con pequeño manual escrito para recordárselo). También es muy propio del espíritu de homexchange dejar notas especificando dónde están los cubiertos o cositas que quieres que sepan como dónde están los platos o la comida que has comprado para ellos.

Ofrecer una fácil y efectiva entrega de llaves.

Este es un tema muy importante que tendrás que tener en cuenta si haces un intercambio de casas. Facilitar y saber cómo hacer una entrega de llaves efectiva es algo que debes aprender. Existen muchas posibilidades, pero que no todas son las más efectivas.

Dejar las llaves a algún vecino o familiar.

Personalmente hemos tenido todo tipo de “entrega de llaves”, la más común y efectiva que conocemos desde nuestra experiencia: dejar las llaves a algún vecino/amigo/familiar que pueda entregarlas a la hora convenida con tus “invitados”. Para esto será imprescindible que dejes tanto el número de teléfono de tu vecino/amigo/familiar a los invitados cómo al revés (dar el teléfono de tus invitados a tu vecino/amigo/familiar).

También te aconsejamos que dejéis muy clara la hora de llegada y si es posible que te den hasta el número de vuelo (así podréis hacer el seguimiento por Google si el vuelo lleva retraso, o ha pasado algo con el vuelo). Para saber si los vuelos van con retraso puedes utilizar esta web: https://es.flightaware.com/live/  Además, por supuesto, sabiendo a la hora que los invitados llegarán a tu casa, es imprescindibles que tú también estés disponible y atento por si todo va bien y los invitados entran a tu casa sin problemas.

“Esconder” las llaves

Una opción un poco más arriesgada pero que en pueblos pequeños o zonas tranquilas puede ser efectiva (aunque en determinados lugares no tanto). Con esta opción, nos hemos encontrado muchas veces en estos 95 intercambios de casas: hemos buscado las llaves escondidas por nuestros partners en un macetero al lado de la puerta, debajo del felpudo, e incluso en el bolsillo de una chaqueta colgada al lado de la puerta, e incluso hemos encontrado la “puerta abierta” y las llaves en la cocina (aunque era una casa muy alejada y sin peligro aparente)… es una opción factible pero sobretodo no olvides hacer una foto del lugar dónde escondes las llaves y enviárselo a tu partner.

Utilizar una “Caja-fuerte guarda-llaves”

Caja guardallaves con código para su abertura. Sobretodo en los intercambios de casas que hicimos en EEUU, Inglaterra y hasta en Australia, vimos que mucha gente utiliza este práctico proceso para entregar sus llaves. Nuestros partners nos dejaron unos números para pulsar en los botones que están en la pequeña caja fuerte, situada normalmente cerca de la puerta. Una vez clicado el número en los botones, se abre la caja y puedes recoger tus llaves que están dentro.

La verdad, es que esta opción nos ha resultado muy práctica, pero en nuestro caso al vivir en un piso no podemos utilizarla. a nosotros se nos hace muy difícil instalar este tipo de cajas-fuertes y si tú quieres instalarla deberás pensarte si es posible o no (según tu casa o piso).

Entrega de llaves en mano, quedando en un punto intermedio del trayecto.

Por ejemplo, en un intercambio que hicimos a dos horas de casa, quedamos en medio del camino a una hora determinada (ya que íbamos con coche) y nos cambiamos las llaves. Esta también puede ser una buena opción y a nosotros nos fue muy bien.

Pero, desde nuestra experiencia la peor de las opciones (en la que no hemos tenido buena experiencia), es la opción de enviar las llaves por correo. Por desgracia, a veces el correo no es demasiado efectivo (sobretodo si es ordinario o normal), y esto puede hacer fracasar tus vacaciones.

El correo ordinario tiene muchos retrasos y en uno de nuestros intercambios se perdieron las llaves y tuvimos que optar por otra opción de las comentadas anteriormente. Cuidado!, porque la opción de enviar las llaves suele ser un método muy utilizado, pero para nosotros requiere demasiado peligro de pérdida y retrasos en las entregas.

Hay 2 comentarios

Add yours

Hay 1 comentario