Viajar a Bali con niños

Viajar a Bali con niños


Este pasado verano hemos realizado diferentes viajes, pero el “viaje estrella” ha sido a Bali con niños durante 14 días. Tenemos que decir que ha sido una increíble experiencia en familia, dónde hemos mezclado actividades de ocio, culturales, visitas a preciosos templos y practicado “surf en familia” por primera vez. Pero además, nos hemos maravillado de los incomparables paisajes de la isla y sus preciosas islas colindantes con playas paradisíacas. Una preciosa aventura en familia que hemos vivido con intensidad y viajando como más nos gusta: haciendo intercambios de casas (4 intercambios de casa). Aquí os presentamos las siguientes actividades que podéis hacer en familia en esta maravillosa isla. (Foto portada 500px https://bit.ly/2qbBenS )

Visitar el Parque cultural de GWK: Garuda Winsu Kenncana en Ungasan

Este parque lo descubrimos gracias a un taxista local que nos ofreció un tour privado de un día por Ungasan (la parte sur de la isla). Fue un acierto, ya que nos sorprendió muy gratamente y es un “must to do” tanto si vas a Bali con niños cómo sino. La entrada al parque no costó 12 euros (al cambio), pero te aconsejamos comprar las entradas por Internet y ahorrarás tiempo en la cola de los tickets, y además sale más barato

La entrada incluye un pequeño “aperitivo” en una de los restaurantes más bonitos del parque (aunque NO INCLUYE COMIDA). El precio para comer en este restaurante es un poco elevado para ser Bali, pero a nosotros nos gustó y lo recomendamos por las preciosas vistas que tiene. El recorrido al parque puede durar unas 3-4 horas, pero es que además tienes una serie de shows que no puedes perderte.. sobretodo el “show estrella” de danzas balinesas.

Estatuas Garuda Wisnu Kencana

En este parque podrás ver la tercera estatua más alta del mundo (126 metros), visible incluso desde el aeropuerto internacional de Bali. Esta majestuosa estatua representa a un dios balinés llamado el “Señor Vishnu” montado a lomos de una águila gigante llamada Garuda. Es posible subir a la cabeza de la estatua del Dios, pagando un precio extra y no demasiado barato. Nosotros no subimos, pero creemos que podría ser una experiencia positiva si vas viajar a Bali con niños.

Todo el recorrido andando es alucinante, lleno de estatuas enormes con una belleza y tamaño que impresionan. Aunque puedes hacer el recorrido andando, hay la posibilidad de realizarlo en Segway con un guía del parque, pero esto incrementa el precio de tu entrada. Es adecuado para personas con movilidad reducida ya que tienen unos carritos de golf que te permiten acceder a todas las zonas del parque.

En un principio, teníamos pensado ir a ver alguno de los shows de “danzas balinesas” que se ofrecen en el pueblo UBUD, pero viendo este parque cambiamos de opinión. Los shows que vimos en el teatro del GWK (que se incluye con la entrada) son de lo más profesional y maravillosos. El más destacable es el de “danzas balinesas”, donde podrás disfrutar de éstas con bailarinas profesionales y acompañadas de música en vivo con instrumentos balineses muy curiosos. Además. sale un “personaje” tradicional con una cara un tanto “carismática y peculiar”, junto a dragones balineses que resultan de lo más divertido para los niños. Si no tienes mucho tiempo para ver shows en tu estancia en Bali, con la entrada a este parque lo tienes solucionado. Otra de las sorpresas del parque fue el show itinerante de una ceremonia Balinesa con su ofrenda y sus trajes típicos.

Te aseguramos que vas a “alucinar” en este parque, a tus hijos les encantará y resulta muy educativo ya que conoceréis una nueva cultura con un aire divertido y diferente.

Excursión a la Isla de Nusa Penida desde Sanur

Esta excursión, la hicimos en un día desde la isla de Bali. La excursión sale del puerto de Sanur y puedes incluir el transporte gratis desde tu hotel en Seminyak, o pagando un extra, si vas desde otras zonas de Bali. Por internet puedes contratar la excursión con CIVITATIS. Nosotros la contratamos directamente en puerto de Sanur y nos salió 1.250.00 rupias (unos 30/35 euros en 2019). La excursión nos incluyó:

  • Comida en el restaurante tipo buffet (no demasiado abundante, pero correcta).
  • Transporte con conductor en un todo terreno para visitar varias zonas de la isla de Nusa Penida.
  • Traslado ida-vuelta en barco (desde el puerto de Sanur hasta la isla de Nusa Penida).
  • Snorkel en Manta Bay

Todas los stands para comprar la excursión están en este puerto y rondan el mismo precio. Puedes comprar tu ticket sólo para ir a la isla de Nusa Penida, pero después tendrás que alquilar un coche para rondar por la isla.

Os aseguramos que alquilar tu propio coche en la isla de Nusa Penida es una auténtica locura, la carretera es estrecha, sin asfaltar y tremendamente peligrosa en determinados tramos. Además, si pretendes quedarte un sólo día en la isla, te supondrá mucho tiempo ya que los caminos no están bien indicados y en muchas ocasiones necesitas ir muy lento ( ya que existen tramos peligrosos).

Una de las paradas más bonitas es ver cómo chocan las olas contra las rocas… la fuerza es impresionante y podrás hacer muy bonitas fotos. Pero la parte estrella de la excursión es ver la playa de “Cristal Bay”. Simplemente alucinante… el color del agua asombra con diferentes azules y la altura desde la que puedes verla. Puedes acceder a la playa por unas infinitas escaleras, que rozan el peligro y que te requerirán un tiempo que con la excursión de un día no tendrás. Pero la foto es alucinante y es un imprescindible en tu viaje a Bali con niños.

Lo menos productivo para nosotros fue el snorkel en “Manta Bay” porque aunque nos dijeron en la excursión que era posible ver mantas.. nosotros no vimos ninguna. Triste pero fue el punto más triste de la excursión. Sin embargo, aconsejamos realizar esta excursión en familia porque mezclas la aventura de ir en un todo terreno pequeñito y ver una isla con una belleza muy especial.

Hacer clases de surf en Canggu

Una de las experiencias que no puedes perderte en Bali en familia es “SURFEAR”!! Si vas con niños es más que recomendable, divertido y súper barato… a nosotros nos costó 60 euros, una clase privada de surf para 2 personas y con 3 horas del mejor surf. Si vas en familia os recomendamos la zona de Canggu donde las olas no son demasiado fuertes pero lo suficientemente potentes para surfear de forma tranquila. Ésta fue una de las “aventuras” que más le gustó a nuestra hija, escogimos la empresa de Odysssey surf School y fue un verdadero acierto.

Clases de Surf en Bali

Los monitores son de lo más profesionales y después de una breve introducción teórico-práctica, te ayudan en todo momento a surfear y disfrutar de esta actividad maravillosa. Además tienen un parking en la misma zona gratuito para los que van a hacer la clase, y hay mogollón de lugares para comer cerca.

Visitar algunos de los mejores templos de Bali en Familia

Bali es llamada “La isla de los mil templos”. Es increíble la cantidad de templos que hay, por eso debes escoger bien y mirar bien las distancias si sólo tienes 15 días como en nuestro caso. Es muy recomendable visitar como mínimo los más espectaculares porque harás que tus hijos conozcan una cultura impresionante.

Los mejores templos de Bali

Desde luego, estos templos no dejan indiferente ni a grandes y ni a pequeños. Los que más nos gustaron para ir con niños fueron:

Templo “Ulun Danu Beraton”

(Centro de la Isla): Para nosotros uno de los más bonitos de todos y está situado en un lago cerca del monte Batur. Nosotros contratamos a un “chófer” para hacer toda esta ruta por varios lugares, y este templo nos pareció el más espectacular. La foto de la pagoda y el templo sale en muchísimas fotos de revistas que hablan de Bali. Una belleza que no puedes perderte! Además, hay unas barquitas con formas de cisnes, a las que puedes subirte y resulta muy divertido si vas con niños (aunque nosotros no lo hicimos por falta de tiempo).

Templo Tirta Empul

(Centro de la isla). Es uno de los templos más importantes de Bali y aquí puedes empaparte de su cultura, su religión y sus tradiciones. Tendrás que pagar un mínimo precio por entrar dentro de las fuentes donde todo el mundo se baña siguiendo un ritual muy especial. Además si tienes suerte podrás ver danzas y ofrendas que se realizan a numerosas horas del día y en muchas ocasiones durante el mes. Nosotros tuvimos la suerte de llegar un día festivo y fue una experiencia muy positiva.

Templo Lempuyang

Lempuyang es el templo más separado, situado en el sudeste de la isla, con un misterio muy especial: hacerse la famosa foto en las “puertas del cielo”. Es curioso ver cómo los turistas somos capaces de hacer hasta 3 horas de cola para una sola foto. Para nosotros no fue uno de los templos más bonitos, pero para hacerte la foto resulta tremendamente curioso. Si decides ir, te aconsejamos que hagas tus cálculos y estés en la entrada sobre las 8 de la mañana. Al principio parece que el esfuerzo es muy fuerte por levantarse temprano pero te ahorrarás horas de cola para seguir visitando otras cosas en la isla.

Templo Uluwatu

Este templo está situado al sur de la isla y se localiza en lo alto de una gran cala con un gran precipicio. Nos pareció espectacular la situación y el atardecer es un verdadero “show”. Además si vas con niños les encantará porque hay unos monos “sagrados” que rondan por allí y son de lo más divertido. Eso sí, vigila tu bolso, si llevas comida o incluso tus gafas porque son expertos en cogerlo todo.

Otros templos aconsejados en Bali con niños

Templo de Tanah Lot: (al sur de la isla cerca de seminyak). Ha sido uno de los templos que no pudimos ver ya que no nos dio tiempo. Pero te aconsejamos que hagas lo posible por visitarlo porque dicen que el atardecer es uno de los más bonitos en la isla. Además podrás ver como la marea sube y baja al lado del templo. en la próxima no nos lo perderemos.

Pasar un día divertido en el mejor parque acuático de Indonesia: WATERBOM

Si vas a viajar a Bali con niños, no puedes perderte pasar el día entre los toboganes y las piscinas de este parque. Hay atracciones para todo tipo de públicos y están valoradas con 3 categorías: gran dificultad, dificultad media o dificultad baja. Tú puedes decidir que tipo de dificultad quieres, aunque hay restricciones de altura en algunas atracciones. También hay una zona para los más peques, otra para tomar cócteles dentro de la piscina, e incluso una zona de restaurantes de diferentes comidas. Nosotros destacamos varias atracciones que “molan” mucho:

  • Lazy river: Una tracción dónde vas montado en unos flotadores (individuales o dobles) donde el objetivo es ir pasando el río de forma tranquila.
  • La Python: es una atracción en la que te lanzas por un tobogán muy alto en unos flotadores de hasta 4 personas. Es ideal para montarse en familia y disfrutar de un poco de adrenalina y risas juntos.
  • The Twim Raders: esta atracción es también familiar. Consiste en tirarse por unos toboganes situados uno al lado de otro, tumbados boca abajo sobre una especie de “alfombra”. Podéis hacer una “carrera familiar” dónde gana el que primero que llega al final. No os lo perdáis!

Hacer rafting en Ubud

Sin lugar a dudas, fue una de las actividades más impresionantes y divertidas que hicimos en familia. Fuimos con nuestro chófer y llegamos a las instalaciones de la empresa Ayung Dewata Rafting que está cerca de Ubud.

La excursión nos costó unos 20 euros al cambio por persona (niños la mitad) y consta de varias partes:
En la primera parte, se hace un Trekking por los arrozales donde puedes ver a los propios agricultores trabajando. Después, se baja por la montaña hasta llegar a una especie de embarcadero donde varias empresas tienen la salida de sus embarcaciones.

A continuación empieza la adrenalina: paisajes de vértigo con grandes montañas llenas de vegetación y con figuras talladas en las mismas, cascadas por todos lados que bajan desde las laderas de las montañas, toboganes preparados para ir deslizándose con la barca, sortear grandes árboles que han caído al río pasando por debajo, “guerras de agua” con las embarcaciones vecinas.. una pasada!!!

La tercera y última parte, es la más dura, ya que tienes que volver andando hasta la zona dónde están las camionetas que te llevan hasta el punto de origen. Eso sí, el paisaje quita la respiración.. Naturaleza en estado puro y vegetación en su máximo esplendor rodeada de increíbles resorts con bungalows súper bien integrados. Para acabar nos entraba también la comida que era abundante pero nada del otro mundo.

Disfrutar de una tarde-noche en algún Beach club

Somos unos fans de los Beach clubs y Bali es uno de los mejores destinos para disfrutar de ellos. Nuestro favorito fue el “Potato Beach Club” en Seminyak. Su estilo desenfadado con menús asequibles y tumbonas disponibles con una consumición de comida o bebida mínima de 40 euros, hicieron de aquel lugar un paraíso. El ambiente era tranquilo con una preciosa piscina enorme infinity pool, y donde el atardecer es un show acompañado de música y fiesta.

Nos gustó el detalle de que ofrecían cargadores para móviles si estabas sentado en alguna de sus tumbonas. El wifi es gratuito y para llegar hay unos carritos de golf que te llevan hasta la entrada. La música acompaña perfectamente el lugar y su gente, que a pesar de que entra mucha gente joven, también las familias pasaban la tarde-noche en aquel lugar. Nos encantó!!

Pasear y hacer una ruta por los arrozales en Tegallaland

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Trotamundos Family (@trotamundosfamily) el

Gracias a un intercambio de casas pudimos disfrutar durante unos días de una de las maravillas de Bali consideradas “Patrimonio de la humanidad”: Los arrozales. Es impresionante caminar entre este paisaje, rodeado de arrozales colocados en forma de escalera. Realmente, al observar aquello, te das cuenta de que es todo un arte. Además hay unos restaurantes en esta zona y en la zona de Ubud que te aconsejamos porque puedes comer mientras observas el paisaje de los arrozales a unos pocos metros.. realmente curioso.

Hacerse fotos en “Swing Bali”

Bali Swing es uno de los lugares más particulares y curiosos de Bali. Nosotros le llamamos el paraíso de los “instagramers”, ya que es un lugar para hacerse fotos con un escenario impresionante: la selva y la vegetación del centro de Bali. El precio ronda 35 euros por persona y puedes alquilar por un dinero extra hasta un traje largo para esta ocasión. Te recomendamos que te arregles bien porque es un lugar para hacerse muchas fotos. Es lo que se llama una “turistada” en toda regla, pero que si vas con niños les encantará.

El entorno es de cuadro: un río, palmeras, arrozales, vegetación… y la atracción principal es balancearse en un gran columpio enganchado a dos árboles gigantes. Es todo muy seguro , ya que siempre vas atado a un arnés y no hay peligro alguno. Es increíble la creatividad de este lugar para hacerse fotos. en un nido, en un barco, en una roca con forma de corazón, en unas camas-columpio o incluso en camas altísimas a las que se accede por unas escaleras. El precio incluye la comida y si quieres unas fotos especiales hechas por ellos para colgar en Instagram tendrás que pagar un plus. Estas fotos realizadas con cámaras profesionales las pasan directamente a tu móvil via bluetooth “in situ”, esperando tu turno en la salida.

Eso sí, esta actividad puede durar alrededor de 3 horas ya que hay muchos lugares para fotografiarse y las esperas en las colas incrementa tu tiempo en las instalaciones. Os recomendamos enormemente este lugar para hacerse fotos en familia. aquí tenéis el enlace para que podáis investigar más: www.realbaliswing.com

Visitar las cascadas Nungnum y su impresionante “River club”

Éste fue uno de los descubrimientos más bonitos que hicimos cuando llegamos a Bali. No conocíamos la existencia de estas cascadas, fueron una sorpresa y os la recomendamos mucho si vais en familia. Resulta que estas cascadas están situadas en un entorno precioso lleno de vegetación y con un río precioso que pasa cerca. Tienes la posibilidad de acceder al River club situado allí con una consumición mínima obligatoria (de comida o bebida). En el recinto hay hamacas y una piscina infinity pool preciosa.También tienes un columpio tipo “Bali Swimg”y hasta música con zona chill out con vistas a la cascada y al río… Maravilloso!!

CONSEJOS FINALES IMPORTANTES para viajar a Bali con niños

Tarjeta Internet Wifi en Bali

Si quieres conseguir una tarjeta de móvil con wifi en el mismo aeropuerto hay diferentes tiendas con diferentes operadores. El precio es muy asequible y te recomendamos que tengas wifi durante tu estancia en Bali, ya que siempre resulta muy útil cuando viajas a otro país.

Cambio de moneda en Bali

Para cambiar la moneda necesitarás tu pasaporte y buscar un banco en la zona de las grandes ciudades o centros comerciales. Es muy importante que sepáis que en la zona de Ubud (la zona centro) hay muy pocos cajeros y que en las zonas de selva también se complica. Te recomendamos sacar dinero en los cajeros de Seminyak o Canggu o las ciudades más importantes (ya que sino no dispondrás de cash fácilmente). Si decidís alquilar un coche o una moto tenéis que saber que hay muy pocas gasolineras en la zona centro de Bali. Así que igual que los cajeros tendrías que repostar en las gasolineras cercanas a las grandes ciudades.

Tráfico muy intenso y conducción difícil

Hay que reconocerlo.. conducir en Bali es muy difícil. En las grandes ciudades el tráfico es muy intenso y un recorrido de unos 50 km puede suponerte 2 horas hasta llegar a tu destino. No se respetan demasiado las normas de tráfico y además las carreteras están muy deterioradas en determinadas partes del país. Nosotros te recomendamos que consigas un “Taxi-driver” por un día (o por varios) con un precio cerrado donde se incluyan las horas que le necesitas cada día y con kilometraje ilimitado. El precio que nos cobraba por 6-8 horas de servicio eran 35 euros sin pagar ningún extra! Pero recuerda cerrar bien su horario recalcando que no pagarás ningún tipo de taxa, ni parkings, ni gasolina aparte.

Dónde alojarse en Bali

Nosotros tenemos una forma muy peculiar de viajar que es intercambiando nuestra casa. Hicimos en total 5 intercambios alrededor de Bali (en diferentes puntos de Bali) y nos fue genial. Obtuvimos unas casas preciosas donde la generosidad y la hospitalidad de nuestros partners fue increíble. Estamos muy felices de viajar de esta manera, y a pesar de que Bali es muy barato, nosotros preferimos viajar así porque nos ahorramos mucho dinero y gozamos de la comodidad de una casa. Aquí tienes algunas de las casas en las que estuvimos en Bali.

De todas maneras, como te decimos es fácil alojarse a un precio bastante razonable y te aconsejamos BOOKING para reservar tus hoteles.

Hay 1 comentario

Add yours