Lugares románticos: Geodomo en Francia

Lugares románticos: Geodomo en Francia


Sin duda, con homeexchange hemos vivido experiencias increíbles: vivir en una casa-barco en Ámsterdam, en una cabaña en un árbol en Francia, en una casa de lujo en Australia o en una casa situada en un lugar Patrimonio de la Humanidad en Bali. Este pasado fin de semana decidimos pasarlo en un alojamiento muy especial: un “geodomo” en el Sur de Francia!

Todo empezó cuando buscando casas en la web homeexchange, encontramos un anuncio muy peculiar: Intercambio de casa por “geodomo” con jacuzzi.
Desde el principio, el alojamiento nos pareció de lo más original y diferente. El emplazamiento era un espectáculo, rodeado de Naturaleza, con una especie “tienda de campaña” de forma geométrica. El jacuzzi con vistas a la montaña y cercano al “geodomo” era el lugar perfecto para disfrutar de un fin de semana en un sitio romántico.

No tenemos palabras suficientes para agradecer toda la hospitalidad de nuestro partner y todos los consejos que nos dio para que nuestra estancia fuera maravillosa.
Al llegar el anochecer, el cielo se cubrió de estrellas, el jacuzzi se iluminaba y la belleza de aquel lugar nos dejó alucinados. Tras una cena rápida, decidimos bañarnos en el agua calentita y relajarnos con sus burbujas. La primera noche fue un verdadero “shock” de emociones… flipamos!

Al día siguiente, desde el gran ventanal del geodomo pudimos ver el amanecer desde nuestra propia habitación. Las palabras no me alcanzan para expresar la emoción de ver salir el sol de entre las montañas, y encima poder disfrutar del espectáculo desde nuestra cama. Una cosa curiosa fue que tenían muchos “conejos salvajes” que casi siempre encontrabas revoloteando por allí… preciosos!


Después de un rico desayuno con vistas a la Naturaleza que rodeaba aquel lugar, nos propusimos ver algunas zonas cercanas al geodomo.. aunque no faltaban ganas de quedarnos disfrutando de uno de los lugares más románticos que hemos estado.

Lo primero que hicimos fue realizar un bonito camino por “Les Georges du Verdon” que duró un par de horas. Pasamos por unos caminos de castaños, que al ser octubre, aprovechamos para recoger las “castañas” que acababan de caer de los árboles. También paseamos por un río cercano a una presa y vimos algunas casitas preciosas típicas francesas. Más tarde, volvimos al geodomo a comer, seguido de nuestro correspondiente baño en el jacuzzi con un caluroso sol de montaña, que nos acompañó prácticamente todo el fin de semana.

La tarde del sábado la pasamos viendo bonitos “pueblos franceses con encanto” que no dejan indiferente a nadie. El primero fue Roquebrun: Un pueblo impresionante llamado “la pequeña Niza”. El río que lo bordea es de gran belleza y los franceses se reúnen allí para sentarse y charlar.

Roquebrun
También hay un puente con varios arcos que se reflejan en el agua, junto al precioso pueblo y la foto que puedes hacer allí, es realmente…de postal!


El segundo pueblo que nos encantó fue Olargues y nos pareció una verdadera maravilla! Preciosas casas con puertas de colores, llenas de plantas y flores por doquier, callejuelas antiguas y estrechas, tiendas de pastelería francesa… realmente un show para los sentidos. Lo recomendamos enormemente si vais a la zona de Occitania en Francia.

Al llegar la noche, cenamos en un lugar maravilloso llamado L’Artichaud que es un restaurante-museo lleno de esculturas y decoración de lo más original. Un restaurante en un lugar romántico para parejas. La carta de este restaurante es de diferente tipo de comida y a un precio muy asequible.


Pero lo mejor llegó al anochecer, cuando llegamos al geodomo y nos esperaba una noche estrellada, con un cielo despejado y disfrutando de un baño en el jacuzzi de agua caliente… una noche difícil de olvidar!

La última mañana, después de un romántico desayuno frente al geodomo,nos dirigimos al Lac de La Raviège. En menos de 45 minutos nos presentamos en un lago increíblemente grande lleno de árboles, caminos para recorrer andando y una bella Naturaleza.


El entorno era de lo más romántico
, con bancos para disfrutar de la vista al lago, zonas para hacer actividades acuáticas (como canoas, Kayaks y hasta barquitas), y hasta un pequeño puente para hacer unas maravillosas fotos del lago.

Para acabar el fin de semana en nuestro lugar romántico nos relajamos por última vez en el jacuzzi y nos despedimos de un lugar que jamás podremos olvidar.

Hay 1 comentario

Add yours