10 pueblos con encanto en Girona

10 pueblos con encanto en Girona


Girona es una de las zonas más espectaculares para disfrutar de pueblos con encanto, preciosos paisajes y degustar platos exquisitos. Algunos de estos pueblos con encanto en Girona parecen quedar “parados” en el tiempo, y recorrer sus calles es como pasear en el medievo. Realmente es un placer caminar entre sus estrechas callejuelas o admirar sus terrazas de madera llenas de flores, en un entorno rural y tranquilo. Por ello, os queremos mostrar los 10 pueblos con encanto en Gerona que hemos visitado y que más nos han gustado.

Mapa de pueblos con encanto en Girona

Los 10 pueblos que hemos escogido son: Rupit, Sant Hilari de Sacalm, Cadaqués, Besalú, L’Hostalet d’en Bas, Santa Pau, Murà, Beget, Castellfollit de la Roca, Peratallada.

Cadaqués

Para nosotros uno de los pueblos más bonitos de España, y por supuesto, de Catalunya. Pueblo pesquero elegido por Dalí para tener su casa de veraneo en Port lligat, y su gran fuente de inspiración. Muchos de los cuadros de Dalí fueron inspirados en la zona del Parque Natural de Cabo de Creus. Ahora la casa de Dalí ha pasado a ser museo y se llama: Casa Museo Salvador Dalí. Podéis reservar las entradas por internet, para aseguraros entrar al recinto a la hora que deseeis. Pero nosotros aconsejamos entrar a la hora del atardecer, ya que la casa tiene unas vistas espectaculares de Port Lligat desde lo alto de la casa.

El pueblo de Cadaqués tiene callejuelas repletas de casas de color blanco, y si vas bordeando el mar, tienes mil lugares para hacer fotos. Hay un detalle que no te puedes perder: muchos de los cuadros de luz de las casas están pintados como si fueran cuadros (con escenas de las barquitas de Cadaqués, y otras escenas…). Durante el recorrido bordeando el mar, hay lugares para hacerse fotos en una especie de “esculturas de marcos de cuadros”. Aquí las vistas más que bonitas.. son un cuadro en sí mismas. La gastronomía es otro de sus fuertes, ya que la mayoría del pescado proviene de los barcos pesqueros de la zona. Romántica, pesquera, fotográfica y maravillosa… Así es Cadaqués!

Rupit

El pueblo de Rupit está situado en la comarca de Osona y está integrado por dos núcleos urbanos: Rupit y Pruit. Pero la zona que más nos gustó es la de Rupit, ya que su entorno es impresionante: un pueblo emplazado en una montaña al que se accede desde un pequeño puente de madera con cables. Hay un río que bordea el pueblo que le da un encanto especial. El acceso al río son unas escaleritas situadas al lado del puente. Sus callejuelas son estrechas y se van haciendo más empinadas a medida que vas subiendo la montaña. Rupit está repleto de pequeñas casas de piedra y terrazas de madera.

En época de Navidad, es muy bonito ver cómo sus habitantes decoran las terrazas con flores rojas y motivos navideños. Puedes hacerte fotos en diferentes lugares donde colocan carruajes con cajas de Navidad, árboles de Navidad e incluso terrazas donde se colocan diferentes instrumentos antiguos para cuidar la tierra. Los fines de semana, se ponen pequeñas paradas para comprar productos de la zona y algunas artesanías. No olvides subir a lo alto de la montaña de Rupit porque las vistas son espectaculares…
Aquí tienes el video de nuestra estancia aquí durante la época navideña.

Sant Hilari de Sacalm

ARBÚCIES I SANT HILARI SACALM

Este municipio de Girona está situado en la comarca de la Selva y se conoce también como La Villa de las 100 fuentes porque hay contabilizadas más de un centenar de manantiales. Hay diferentes rutas para recorrer las diferentes fuentes que existen allí. Nosotros hicimos una de ellas, y por supuesto, llenamos nuestra botellita de la rica agua que emana de las fuentes. Estuvimos visitando la zona dónde Font Vella recoge el agua para sus botellas, y aunque no entramos a su Balneario , es bastante famoso y tiene muy buena pinta.

Besalú

Unos de los pueblos más visitados de Girona, por ser un pueblo perfectamente mantenido desde la época medieval. Una de las imágenes más hermosas de este pueblo la consigues nada más entrar, ya que posee un imponente puente de piedra con una gran puerta de entrada. El estado en el que se encuentra el puente situado encima del río es realmente espectacular. También es aconsejable bajar a la zona del río por un acceso en pasarelas inferior al pueblo. Las calles también destacan por su limpieza, belleza y su estado perfecto para fotografiar. Otra de las razones para visitar este pueblecito medieval es el trenecito que hace una ruta por la zona de los alrededores del pueblo.

Santa Pau

Uno de los pueblos más encantadores de Girona es sin duda, Santa Pau. Este pueblo está mantenido prácticamente igual que en el medievo, cosa que ha permitido hacer eventos especiales como el “pesebre viviente” en la época de Navidad. El centro del pueblo es un remanso de paz que en invierno se convierte en el Portal de belén con sus personas y animales reales que recrean un “Belén” muy tradicional, en un escenario emblemático: Santa Pau. Además, las calles son estrechas y las casas tradicionales son de piedra con balcones repletos de plantas y flores. Una de las partes que más nos gustó, es la zona que hay con vistas al valle y las montañas cercanas al pueblo. También hay un bonito recorrido por la zona inferior de Santa Pau, que bordea el río pasando por unos pequeños puentes y caminos preciosos. Para más información acerca del “pesebre viviente de Santa Pau” puedes clicar aquí

Mura

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un pueblito tranquilo y muy pequeño de la zona de la Garrotxa, que en Navidad tiene como protagonista el “tió de Navidad”. Hay una historia tradicional en Cataluña sobre este personaje llamado “tió de Nadal”. En este cuento se narra como un trozo de madera “vestido” con una “tradicional barretina” (una especie de gorro rojo), “caga” regalos si los niños le pegan con un “palo”.

Los niños catalanes suelen cantar una canción mientras pegan pequeños golpecitos al “tió”. En Mura se hace un “concurso de tiós”, en el que participa todo el pueblo y puedes fotografiar diferentes “tiós” que han escondido los habitantes del propio pueblo. Esto hace muy divertida la visita, ya que los niños se entretienen mucho buscando a este peculiar personaje, mientras paseas por las bellas calles de este pueblo tan singular. Para obtener más información de este singular “evento” aquí tienes más info.
Se aconseja dejar el coche en la parte exterior del pueblo en el que hay un parking público.

Beget

Para nosotros Beget es uno de los “imprescindibles” pueblos con encanto de Cataluña, dentro de la provincia de Girona (comarca del Ripollés). Así como llegar se complica un poco, ya que la carretera tiene bastantes curvas (algunas un poco cerradas), el premio es llegar a un pueblo de gran belleza. El acceso por carretera es a través la carretera GIV-5223 (pasando el pueblo de Camprodón) a una hora de Olot y a 2 horas y media de Barcelona. Es un pequeño pueblo que data del siglo XIX y llegó a tener más de 1000 habitantes. Para nosotros fue un tesoro escondido entre las montañas, visitar Beget ha sido como adentrarnos en el mundo medieval llevado asi máximo exponente. No puedes perderte la visita a la Iglesia de Sant Cristòfol, declarada Bien Cultural de Interés Nacional, que aunque no pudimos entrar, su exterior está perfectamente conservado.

La iglesia abre los sábados y domingos a determinadas horas y cobran 1 euro por entrar, eso lo debes tener en cuenta. También debes visitar los dos puentes que tiene el pueblo: El más bonito es el que cruza por el cima del río que bordea el pueblo y al que puedes bajar por unas escaleras si el caudal te lo permite, y otro puente más pequeños entre las calles del pueblo. A pesar de que no es grande, y se encuentra muy escondido entre las montañas, es un lugar muy especial que no debes perderte si vas a la zona de la Garrotxa.

Castellfollit de la Roca

Este pueblo con encanto es espectacular no sólo verlo por dentro paseando por sus callejuelas, sino verlo desde la misma carretera… impresiona!!!

Castellfollit de la Roca

Castellfollit de la Roca está situado en lo alto de la ladera de una montaña muy alta. Desde muchas de sus calles, puedes ver un gran precipicio que ofrece unas vistas alucinantes del entorno. También hay una especie de escaleritas que permiten bajar hasta el río, donde hay un puente de madera. En este puente se hacen las mejores fotos, ya que permite una perspectiva buenísima para enfocar el pueblo entero.

Peratallada

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Viajar a Cataluña significa conocer pueblos con encanto en Girona como Peratallada, un pueblo parado en la Edad Media donde la belleza de sus calles y puentes de piedra no dejan indiferente a nadie. Está situado en la zona del Baix Empordá, a 1.5 horas de Barcelona y a unos 45 minutos de Girona. Se aconseja aparcar en el parking situado cerca de la Iglesia de Sant Esteve (dentro del municipio de Peratallada). Este pueblo data con calles y construcciones del siglo XIII y la familia del Barón Gilabert de Cruïlles, aportó grandes sumas de dinero para mantener parte de las estructuras de las calles y la iglesia de Peratallada. Las visitas imprescindibles que no puedes perderte si vas a este pueblo con encanto son: El Portal de la Virgen, la plaça de Les Voltes y plaça del castell.

Callejear por Peratallada es un placer por la cantidad de casas de piedra, pasajes y plazas con encanto medieval que fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en el año 1975. Se trata de un pueblo amurallado repleto de flores que los habitantes colocan con armonía en sus terrazas de madera. Esto hace que cada rincón sea realmente fotogénico. La antigua Puerta del Ángel llevaba una puerta levadiza que ya no existe y en la Plaça de Les Voltes puedes apreciar una construcción de edificios con una serie de arcos que embellecen el lugar. En este sitio se encuentran algunos restaurantes donde se ofrecen menús de degustación a unos precios razonables de comida típicamente local. Pero sin duda, uno de los lugares más hermosos es el castillo-palacio de Peratallada.

L’Hostalet d’en Bas

Quizás de los pueblos que hemos comentados es el más pequeño, pero no por ello el de menos encanto. Está situado en el Valle d’en Bas y tiene un paraje paisajístico realmente maravilloso. tiene una calle central con una serie de casas con terrazas de madera decoradas con macetas con flores dignas de fotografiar. Algunas de las casas tienen animales como ovejas, cabras, gallinas, gallos… que le dan ese toque especial que encanta a los niños. Para llegar hay dos parkings gratuitos si vas a comer a uno de sus restaurantes. Si hay algo que no puedes perderte si vas a este pueblo es reservar lugar en el Restaurante de “l’Hostalet”, que requiere reserva (ya que se llena muchísimo), con una gran calidad-precio. Sus platos locales como las “patatas de Olot”, sus “cocas catalanas” y sus postres elaborados, hacen de la visita culinaria un placer para recordar.

Este es un pequeño resúmen de algunos de los pueblos con encanto que más nos han enamorado de Girona, aunque hay que decir, que existen otros lugares maravillosos a nivel natural. En esta zona de Cataluña, se esconden grandes tesoros por descubrir y que no puedes perderte si vienes por aquí. Nosotros volveremos.. Girona enamora!!!

¿Donde alojarse para poder hacer esta ruta?

Si queréis hacer esta ruta os recomendamos un “campamento base” desde donde desplazaros a cada pueblo y que de mas o menos en el centro de todo para que los viajes no sena muy largos, nosotros lo hicimos desde Olot en un apartamento que alquilamos en Airbnb, por cierto tenemos un descuento de 25€ en tu primer viaje si contratas desde este enlacewww.airbnb.es/c/pedrol87

 

Hay 2 comentarios

Add yours

Hay 1 comentario